Últimas noticias

Cómo protegerte durante redadas de inmigración

En 2018, agentes de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) llevaron a cabo redadas en negocios en los EE.UU.  Esto incluye redadas en 98 tiendas de 7-11 en 17 estados diferentes en enero; en una empacadora de carne en Ohio en junio, la cual resultó en el arresto de 146 personas trabajadoras, la mayoría guatemaltecas; y en una fábrica de trailas en Texas en agosto, resultando en la detención de 160 personas trabajadoras.  Incluso estados categorizados como “santuario” como California han visto varias redadas de ICE en los últimos meses.

Durante la administración de Obama, el gobierno generalmente investigaba a empleadores mediante revisiones del papeleo en los expedientes de sus empleados.  La estrategia de la administración Trump es diferente. Esta administración intenta asustar a las comunidades inmigrantes, llegando a lugares de trabajo sin aviso previo y deteniendo a las y los trabajadores que no tienen permisos de trabajo.  Aunque las redadas no se pueden predecir, existen pasos concretos que uno puede tomar para protegerse.

¿Cómo protegerse en caso de una redada?

Tenga un plan
• Si tiene hijos, elija a alguien de confianza que pueda recogerlos de la escuela y cuidarlos en el caso de que su guardián sea detenido.
• Guarde todos sus documentos importantes (de identidad, financieros, médicos, etc.) en un lugar seguro y elegir a alguien de confianza que en un determinado momento pueda tener acceso a ellos en caso de emergencia. Considere asignarle a alguien de confianza Poder Legal (“power of attorney”) para facilitar la toma de decisiones en su ausencia.
• Tenga a mano una lista escrita de contactos de emergencia y un abogado, y asegúrese de que sus familiares tengan acceso a una lista de abogados a los que pueden contactar.
En el trabajo: contemple la posibilidad de hacer un pacto con su sindicato (si tiene uno), sus compañeros de trabajo, y/o el empleador, en caso de una redada o visita por Agentes de ICE al lugar de trabajo. ICE no puede entrar a un negocio sin el permiso del dueño, o sin una orden judicial. Hacer un pacto para guardar el silencio durante una redada es el derecho de todos y puede proteger a las personas más vulnerables.

Si agentes de ICE o pliciacos llegan a su residencia y trabajo:
• Evite abrir la puerta. Si no tienen un orden judicial, no pueden entrar una residencia privada (o lugar de trabajo) sin el permiso del dueño.
• Si agentes de ICE entran, es importante guardar el silencio y mantener la calma. Puede decir “quisiera usar mi derecho a guardar el silencio y no contestar preguntas.” Cualquier cosa que diga podría ser usado en su contra.
• Si entraron sin permiso y sin una orden judicial, el dueño de la residencia o trabajo puede decirles “No les doy permiso para estar en mi casa. Por favor, salgan.”
• Documente todo – sacar fotos, grabar video. Anotar las principales características o tipo de uniforme de los agentes, sus nombres, y sus agencias (DHS? ICE?).  
• Si preguntan por alguien más, puede pedir que dejen su información de contacto;  usted no tiene ninguna obligación de darle información, y no debe mentir.

En el caso de ser detenido
• Tiene el derecho de hablar con un abogado.
• No conteste preguntas sin la presencia de un abogado

Durante una redada, interrogatorio, o detención, bajo ninguna circunstancia debe:
• Correr, huir, o resistirse.
• Decir mentiras– es mejor guardar silencio que dar información falsa.
• Presentar documentos falsificados o vencidos.
• Firmar ningún documento – mucho menos documentos que no entiende.


Para más información, consulte estos sitios web de la American Civil Liberties Union (sobre sus derechos en casa o si ha sido detenido/a) y el National Immigration Law Center, o llame al Centro de los Derechos del Migrante, Inc. al 01.800.590.1773 (gratis en México) o al 1.855.234.9699 (gratis en EEUU).