Últimas noticias

Decreto ejecutivo restringe la inmigración temporalmente en los Estados Unidos

El pasado 22 de abril de 2020, el presidente de los Estados Unidos, Donald J. Trump, emitió un decreto que restringe la inmigración temporalmente. Es un ataque directo a las comunidades migrantes que el mandatario estadounidense está justificando bajo el argumento de proteger a los trabajadores estadounidenses durante la pandemia del COVID-19, y la incapacidad del sistema de salud para sostener a más personas.  Es claro que que esta medida es otra forma restrictiva y anti-inmigrante de la política de Trump.  

El decreto contempla una pausa de 60 días en las solicitudes de visas de inmigrantes, sin embargo, menciona que la Administración continuará monitoreando el mercado laboral para detener o extender esta medida. El presidente Trump también está pidiendo a su administración que revise los programas de trabajo temporal, para evaluar si deben tomar medidas adicionales. 

 Este decreto afectará principalmente a las siguiente personas: 

(1) Individuos que actualmente se encuentran fuera de los Estados Unidos y que buscan una tarjeta verde (Green Card);

(2) Individuos que no tienen una visa de inmigrante que sea válida en la fecha de vigencia de esta orden;

(3) Individuos que no cuenten con un documento de viaje oficial diferente a una visa (como una carta de transporte, un hoja de embarque adecuada, o un documento de libertad condicional por adelantado) que sea válido en la fecha de vigencia de esta proclamación o emitida en cualquier fecha posterior que le permita viajar a los Estados Unidos y buscar la entrada o admisión.

(4) Hijos adultos (mayores de 21 años) y padres de ciudadanos estadounidenses que actualmente están fuera del país que buscan emigrar y unificarse con la familia.

(5) Toda la familia (cónyuges, hijos menores y adultos, padres, etc.) de residentes legales permanentes que están fuera del país y buscan emigrar para reencontrarse con su familia en los Estados Unidos.

 

Este decreto generará un impacto negativo principalmente para las familias que buscan unirse en los Estados Unidos, pero también deja abierta la posibilidad de aplicar alguna medida futura en los programas de trabajo temporal, mediante un discurso que devela una política sumamente racista y xenófoba contra las comunidades inmigrantes. 

Puedes leer el decreto completo aquí.