Últimas noticias

Evita ser víctima de fraudes para visas de trabajo en EE.UU. siguiendo estos pasos

Cuando un reclutador o un empleador te ofrece una visa H-2A para trabajar en el campo o una visa H-2B, para trabajar en la jardinería, construcción, pinos, ferias, o cualquier otro empleo del sector servicios,puede ser difícil saber si la oferta es legítima o no. Para evitar ser víctima de fraude y proteger tus derechos durante el reclutamiento, realiza los siguientes pasos:

 

  1. Confirma que el empleador tiene una certificación del Departamento de Trabajo de los Estados Unidos.  Todos los empleadores que piden a trabajadores H-2 necesitan obtener un permiso del Departamento de Trabajo.  Este permiso o certificación confirma que no hay suficientes trabajadores en los EEUU para hacer el trabajo.  La certificación también incluye detalles importantes sobre el trabajo como el sueldo, las horas, y el tipo de trabajo.  Visita icert.doleta.gov para consultar las certificaciones aprobadas hasta la fecha, o puedes llamar al Centro de los Derechos del Migrante al 01-800-590-1773 si deseas asistencia.

  2. Verifica con el consulado de los Estados Unidos que el empleador tiene una solicitud de visas en proceso.  El consulado de los Estados Unidos en Monterrey mantiene una línea de atención telefónica para ayudar a que las personas verifiquen si un empleador tiene una solicitud de visas en trámite.  Llama al 01-800-108-4724 entre 8:00 am y 3:00 pm (hora del centro) para asegurar que el empleador ya está completando el proceso de contratación o puedes mandar un correo a visasMTR@state.gov.  Para que te ayuden con el proceso de verificación, tendrás que dar por lo menos el nombre de la empresa y el estado donde te están ofreciendo trabajo.

  3. Busca al reclutador o empleador en Contratados.org para ver qué se ha dicho sobre él o ella. Ve a esta página y busca el reclutador o empleador por nombre. Puedes consultar información sobre él o ella, incluyendo comentarios e historias de otras personas que fueron reclutados o empleados por él o ella en el pasado.

  4. Pide todos los detalles del trabajo. Es muy importante preguntar al reclutador todos los detalles del trabajo, tales como (a)  el nombre del empleador, (b) la ubicación del trabajo (ciudad y estado), (c) el tipo de trabajo y visa, (d) el salario y las horas, (d) la duración del trabajo, y (e) si ofrecen vivienda gratuita.  Si el reclutador no quiere o no puede dar esta información puede ser una señal de que el trabajo no existe. El reclutador debe saber esta información y es tu derecho conocerla.

  5. Paga el costo de la visa directamente al consulado. El cobro del trámite de la visa (actualmente $190 USD) se debe pagar directamente al Consulado de los Estados Unidos.  En http://mexico.usvisa-info.com/ puedes pagar en línea o imprimir un recibo que puedes llevar a cualquier sucursal de Banamex o Scotiabank para pagar en efectivo.  Si pagas este costo al reclutador en vez de pagarlo directamente al consulado te pones en riesgo de ser víctima de fraude.

  6. Hay varios otros pasos que debes tomar en cuenta para proteger tus derechos en el proceso de reclutamiento:

    1. Ten cuidado con las cuotas del reclutamiento. Las cuotas de reclutamiento son ilegales bajo las leyes tanto estadounidenses como mexicanas. Si un reclutador te obliga a pagar una cuota por el trabajo o por sus servicios, es una señal y puede que la oferta de trabajo no sea real. Sin embargo, sabemos que muchas personas pagan cuotas y sí reciben visas. Procede con mucha precaución.

    2. Apunta todas las promesas que te hagan. Apunta toda la información que te den sobre el trabajo, como los salarios, las horas, las responsabilidades, la duración, cualquier detalle sobre la vivienda, etc. Si no cumplen con las promesas (por ejemplo, si pagan un salario más bajo), tener un récord de las promesas puede ser muy útil.

    3. Consigue información sobre el reclutador. Apunta el nombre y apellido, dirección y cualquier otro detalle que puedas conseguir sobre el reclutador. Si resulta ser un fraude, es muy importante contar con esta información para denunciar con las autoridades correspondientes o tratar de recuperar tu dinero.

    4. Guarda todos los recibos de pago. Debes de guardar todos los comprobantes de cualquier pago que hagas en relación a tu visa o el viaje a EEUU. Esto incluye hoteles, comidas, transportes, cuotas, o cualquier gasto que tengas desde tu comunidad hasta tu lugar de trabajo. Generalmente el patrón tiene que reembolsar estos gastos en tu primera semana de trabajo. Tener los comprobantes te ayudará a recibir la cantidad que te deben.

    5. Checa si el reclutador está registrado con la Secretaría de Trabajo (STPS). La STPS mantiene un registro de todas las Agencias de Colocación de Trabajadores que tienen permiso para operar en México. Puedes consultar la lista aquí (haz clic en el último punto en la lista). Ojo: no todos los reclutadores reales están registrados y han habido reportes negativos sobre reclutadores registrados.

    6. Deja un comentario en Contratados.org para ayudar a los demás. ¿Cómo te fue con el reclutador? Comparte tu experiencia para que otras personas estén enteradas sobre las verdaderas condiciones de reclutamiento y trabajo, ¡así construiremos juntos un movimiento para la migración justa e informada!

 

Si en cualquier momento tienes dudas sobre una oferta de trabajo o piensas que un reclutador está intentado de aprovecharse de ti, llama al Centro de los Derechos del Migrante al  01-800-590-1773.